Discurso de Zulia Mena, del Consejo Comunitario los Riscales

Descargar el audio

En el conversatorio: “MANEJO COMUNITARIO: HACIA UNA MAYOR GOBERNABILIDAD DE LAS AREAS MARINO-COSTERAS”

Biblioteca Colegio Gimnasio Moderno, 2010

A partir de las experiencias que se están llevando a cabo en diferentes lugares, se puede seguir fortaleciendo lo que cada uno está haciendo. El intercambio de experiencias permite el fortalecimiento también de los procesos. Yo desde más o menos los 10 años tomé la decisión voluntaria de trabajar con las comunidades para cambiar la imagen, cambiar el imaginario, cambiar esa situación de marginalidad y empobrecimiento que históricamente han tenido nuestras comunidades, desde la construcción de propuestas, desde la construcción también de pensamiento propio. Desde allí los únicos jefes míos es la gente común y corriente, no trabajo para instituciones públicas, no trabajo para ONG, no trabajo para nadie más sino para las mismas comunidades, para nuestra misma gente. Si hay alguna ONG, alguna institución que a veces quieren apoyar a uno, deben hacer, con Riscales o con el consejo que yo esté apoyando, el convenio; y yo trabajo para las organizaciones. Inicialmente mi papel fue en la punta de lanza de liderazgo, de estar asumiendo las propuestas, reivindicando; ahora que ya tengo un poquito de conocimiento mi papel es estar atrás invisible ayudando a que otros vayan asumiendo ese papel que en el momento yo también viví. Yo quiero decirles que esta intervención, compartir la experiencia de Riscales para nosotros es muy importante porque nos permite conocer también las opiniones de ustedes para enriquecer lo que estamos haciendo.

Esta intervención va a tener cinco partes más o menos: la que Aida presentó, que rápidamente la voy a presentar, que está allí, que son los antecedentes; luego vamos a comentarles desde dónde trabajamos nosotros, cuál es el enfoque metodológico, qué ha hecho Riscales en torno a este tema especifico que es el manejo de áreas con relación al territorio que para nosotros es una integralidad,  es una unidad; con relación también de quiénes han aportado, los actores que hay en la zona; qué se espera en 10 años; y algunas lecciones aprendidas que hemos obtenido. Y por último somos todo oído para las preguntas o inquietudes que tengan ustedes. También compartir las fotografías  del Golfo de Tribugá; sobre eso no me voy detener mucho porque Aida Nelly ya lo habló.

Hay tres elementos fundamentales para nosotros que son importantes: el territorio, la cultura, el gobierno y la autonomía. Para poder construir autonomía hay que tener un territorio; si no se tiene un territorio es imposible porque en los árboles no podemos los seres humanos estar; también contar con una legislación propia; eso es muy importante, y la legislación propia no solamente desde lo legal sino también desde los derechos consuetudinarios; y otro elemento son las redes sociales, la organización; esos tres elementos son fundamentales para poder construir una visión de pueblo y avanzar en la garantía de los derechos.

Los antecedentes que Aida Nelly les comentó, ahí está el origen del consejo un elemento importante que surgió en los noventa con un grupo de 12 mujeres que querían montar parranda compartiendo los cumpleaños y a partir de allí como se venía en todo el proceso de reivindicación de todos los derechos de comunidades negras, entonces el trabajo que veníamos haciendo en Quibdó, la Organización de los Barrios Populares  y Comunidades Rurales del Chocó –OBAPO, nos invitaron a Nuqui y desde allí ellas se involucraron en el proceso y la OBAPO jalonó todo el proceso de Nuquí, Bahía y Juradó en toda la costa norte, además de Quibdó.

Hay un tema muy importante que tiene que ver con el Golfo de Tribugá como una zona estratégica para muchos intereses. En el Golfo de Tribugá, Nuquí especificamente, la cogimos como experiencia piloto después de jalonar el proceso en Nuquí, Bahía y Juradó, que logramos que ellos obtuvieran el título de propiedad colectiva del territorio, nos centramos específicamente en el caso mío, la OBAPO ayudó en todo este proceso, cuando ya logró el título en el 98, ya la OBAPO les entrega directamente el proceso, la OBAPO se dedica al trabajo urbano, y toma la decisión de seguir apoyando una de las tres zonas, y escogimos a la comunidad de Nuquí por varias razones: primero, porque en Nuquí se reúnen varios elementos importantes, que es esa realidad étnica que hay en la zona, de presencia mestizas, indígenas y afros; otro segundo elemento es que en el municipio de Nuquí confluyen también muchos elementos todavía de la cultura tanto de pueblos negros como indígenas y hay posibilidad ahí de construir un proyecto de vida autónomo, una experiencia piloto importante; y otro elemento es el interés que tienen el gobierno nacional e internacional de generar grandes mega proyectos en la zona. Hemos escuchado todos sobre la vía al mar que ya está en construcción, el puerto de Tribugá que ya se va hacer, los oleoductos de Venezuela que van a pasar por ahí; bueno, una serie de procesos se van a generar allí que van a llevar a la presencia de muchos impactos. Entonces a raíz de eso pensamos nosotros que era importantísimo trabajar fuerte allí para fortalecer a la comunidades, no solamente en el conocimiento y manejo de sus derechos, sino también en la apropiación territorial real, en el ejercicio de los derechos a partir del reconocimiento legal que ya se ha logrado. Entonces ese proceso de NuquÍ es bien importante, por eso estuvimos seis años prácticamente en la concertación de estos derechos de consulta previa con una claridad de lo que se quería, porque ya Riscales hace años venía trabajando en esa dirección y desde la metodología que nosotros hemos también construido.

La metodología que trabajamos nosotros es la metodología del “Destete para la Autonomía”. El destete es una simbología que culturalmente entre la comunidad negra se usa para la crianza y la independencia de los hijos. A partir de un año la mamá ya desteta al niño o niña, tiene que comenzar a caminar, a moverse; si se cayó sencillamente tiene que levantarse solo,  y si se golpeó mucho se le soban las rodillas se le echa clarita de huevo para que ajusten, y que vaya avanzando en ese proceso de construcción de sus propias espacios.

Entonces a partir de esa metodología del destete para la autonomía, nosotros comenzamos hacer un trabajo de investigación para que la gente entendiera cuál era el trabajo que Riscales estaba haciendo y hacia dónde se quería llegar, porque existen varias propuestas metodológicas, como la investigación “Acción Participativa” que nosotros la usamos en su principio, pero hay muchas cosas de ese método que no corresponden a la realidad nuestra, y lo que hicimos fue adaptar a partir de la cultura nuestra.

¿Qué elementos/principios tiene la Metodología del “Destete para la Autonomía”?

  1. Delegar desde el principio. Lo que no se delega desde el principio no se delega jamás.
  2. Las relaciones de igual a igual.
  3. El intercambio de saberes; ahí los profesionales no saben más que la gente campesina así no sepan leer ni escribir; simplemente se  intercambian saberes, cada uno tiene una parte del conocimiento de la realidad, y los profesionales son facilitadores.
  4. Se parte de las experiencias, de las vivencias y del conocimiento de las comunidades. De allí se debe partir.
  5. Otro elemento, porque la mayoría de nuestra gente no sabe leer ni escribir, pero sabe muchísimo, entonces en ese caso, se tiene muy en cuenta los saberes de las comunidades; se tiene muy en cuenta a los mayores, se tiene muy en cuenta a las personas que en cada comunidad desarrollan una u otra actividad, para tener luces desde allí y son maestros en todo este proceso de construcción.
  6. La teoría y la práctica: en nuestras comunidades se usan mucho los símbolos, la gente nuestra entiende mucho con los símbolos. Hay que trabajar mucho desde la práctica y a partir de esa práctica entonces se avanza en la comprensión general. Entonces la esencia de la Metodología del “Destete” busca que la gente sea la que desde el principio se apropie de sus cosas, porque nosotros tenemos experiencias clarísimas que cuando se llevan las cosas para que las comunidades simplemente las asuman, tan pronto se va el personaje externo, o la ONG o alguna institución del gobierno, hasta ahí llegó todo.

Y Riscales ha sido un consejo comunitario que se ha sostenido en el tiempo porque tiene claro que nosotros estamos construyendo un proceso para que las mismas comunidades sean sujetos de sus propios proyectos de vida. Nosotros antes éramos objetos de las políticas, éramos objeto de los proyectos, hoy somos sujetos de su propia vida y estamos en pie para avanzar en eso, cayéndonos y levantándonos pero estamos ahí en pie. Algunas ONG e instituciones del gobierno no entienden eso, pero con el tiempo lo han ido entendiendo y los que no entienden simplemente les toca irse de la zona, porque las cosas en este país ya cambiaron desde el 91.

A partir del 91 las cosas cambiaron a nivel legal, y las comunidades en la práctica han ido implementándolo. En ese caso el trabajo de MarViva, de WWF, de SwissAid, de Patrimonio, del Parque saben que es así y ellos después de pasar un parto han sido respetuosos y van entendiendo que no aceptamos que hablen por nosotros. Nosotros mismos hablamos: que nos faciliten el espacio, respetuosos desde la construcción de relaciones de igual a igual, cada uno tiene un rol y cada uno tiene un espacio; las ONG que quieren que realmente las comunidades avancen hacen ese trabajo, y lo estamos haciendo bien, porque Riscales tiene que aportar y las ONG tienen que aportar; no nos interesa la plata, si la plata tiene que irse, se va el dinero. Riscales por más de 4 años no gestionó un peso hasta que no tuviera claro cuál era la ruta, cuál era su plan de etnodesarrollo, y el que llega allá se guía a partir de esa ruta y de allí vamos alimentando.

Vieira, Juan Gaviria, Benjamín que tienen años de venir, llegaron a Nuquí trabajando con ONG; las ONG salieron porque no entendieron el enfoque de que las cosas cambiaron y ellos han seguido trabajando allá. El papel de todos nosotros es simplemente de facilitadores, el propósito es que no hayan profesionales de tiempo completo en Riscales, si no que se va, se apoya, la comunidad asume, se hace seguimiento, se revisan tareas y avanzamos. Para que la gente vaya en ese camino de construcción de la autonomía desde el destete; esto es muy importante para nosotros: desde allí se firman los convenios; los convenios marcos y los convenios específicos. Por ejemplo el Parque, en la última reunión que hicimos, le dijimos en el Valle en el caso de los Delfines, que es producto de este trabajo de nosotros, trabajaron con los Delfines y trabajaron con el Valle. El Valle es un consejo comunitario local, que algunas ONG e instituciones del gobierno lo fueron volviendo como si fuera el consejo mayor, entonces le generaron un problema al consejo mayor.

En Nuquí no se permite eso: así como el Parque, para poder hacer un convenio, lo firma es la cabeza, no lo firman los del Parque; en Riscales también, por eso hay en Riscales la junta directiva es una organización de segundo nivel, hay unos consejos locales, entonces tranquilamente pueden trabajar con los consejos locales pero hay que tener unos lineamentos del consejo general, porque no permitimos rupturas, porque se generan rupturas y sencillamente se perjudica es a las comunidades, porque allá el territorio es una unidad, el Golfo de Tribugá es una unidad ambiental y sociocultural y ese es un sólo territorio, y allí hay unos reglamentos, allí hay un trabajo concreto y unos autores claros.

El consejo comunitario los Riscales tiene 31.000 hectáreas tituladas. En ese municipio de Nuquí hay varias figuras jurídicas con relación al territorio; ahí   está Parques, que ya vimos la cantidad de hectáreas que tienen, están los particulares, particulares locales y unos particulares ausentes que tienen una cantidad de hectáreas y están esperando que se desarrolle la zona para llegar y están los indígenas que tienen otra cantidad de territorio. Entonces esas figuras jurídicas deben articularse para poder avanzar en este proceso de manejo del territorio y avanzar en el proceso de implementación de las acciones en esa zona.

De esas 31.000 hectáreas de territorio las entendemos nosotros, y más adelante está claro, integralmente; para las comunidades negras el territorio tiene que ver con el agua, sea dulce o salada, tiene que ver con el aire,  tiene que ver con las playas, tiene que ver con la tierra, tiene que ver con la gente. Es una unidad integral y desde cada uno de esos diferentes escenarios la gente desarrolla actividades.

La economía en la comunidad negra es troncal y es multi-opcional; allá una familia que pesca también aprovecha los recursos forestales, aprovecha los recursos no maderables y aprovecha la agricultura; cuando no están de acuerdo a los ciclos, haciendo una cosa, están haciendo la otra,  y se usa  integralmente todo el  territorio y tienen una idea integral de lo que es el territorio, igual que las comunidades indígenas.

En el consejo comunitario hay afiliados en todos los consejos comunitarios. Los consejos comunitarios son para las comunidades negras, pero cada cual es libre de organizarse o no organizarse. Del municipio de Nuquí hay más de 7.500 habitantes, incluyendo los mestizos, los indígenas y comunidades negras; pero en el consejo comunitario hasta ahora hay 1.500 familias. Si nosotros a esas 1.500 familias las multiplicamos por un promedio de 5 personas por familia, que es el mínimo porque el promedio normal en las comunidades negras es de 6 personas por familia, entonces allí va dando, y el título colectivo tiene que ver con el bosque, con la selva, porque en la comunidad negra hay dos tipos de propiedad, diferente a los indígenas que apenas tienen una. En la comunidad negra está la propiedad familiar, que una familia tiene varios lotes en diferentes lugares del territorio, por las características del clima, porque hay que rotar anualmente los cultivos, entonces tienen varios y se trabaja con el tumbe y pudre por la misma situación que es tropical húmedo.

Y está el terreno colectivo que es el respaldo de esos terrenos familiares donde nuestras familias permanecen el 70% del año sacando productos de allá. Allá en algunas zonas están las ciénagas, la gente aprovecha los recursos forestales, maderables y no maderables, la cacería de los animales, bueno… una sería de actividades usa la gente allá.

Entonces, tengan las familias título privado o no, hacen parte del aprovechamiento de ese territorio colectivo, porque ese territorio colectivo nosotros desde el 80 comenzamos a jalonarlo para garantizar la permanencia en el tiempo del pueblo negro en su territorio. Ésa es la visión de esa lucha, garantizar la permanencia de las generaciones venideras en su territorio.

Entonces, la experiencia de manejo de las áreas marino-costeras desde el Consejo los Riscales. Teniendo claro que yo estoy hablando, que para nosotros el territorio es una unidad, me  voy a enfocar, para no desentonar, en el tema que estamos tratando aquí: el mar para nuestra gente es como despensa es muy importante.

Las comunidades más allá de reconocimiento legal se apropian en la práctica de las cosas; la ventaja que tenemos nosotros es que además de los derechos consuetudinarios de las prácticas que la gente desarrolla cotidianamente, hemos logrado el reconocimiento legal de unos derechos; entonces allí se protege y se garantiza avanzar en toda esta apropiación del territorio y en el aprovechamiento de los recursos que hay en él.

Inicialmente cuando se aprobó la Ley 70 los manglares no quedaron incluidos en los títulos, nos tocó dar una pelea posterior fuertísima, pero gracias a Dios logramos que los manglares hagan parte de los títulos colectivos, con el compromiso que tocaba trabajar con el gobierno para hacer los planes de manejo de esas zonas. En esa dirección se ha estado avanzando en cabeza de Vieira, con Ministerio de Ambiente.

La visión que tienen los Riscales entorno a todo este cuento de la sostenibilidad, del manejo de los recursos naturales: los recursos naturales para nosotros deben servir para desarrollar a las comunidades, para mejorar la calidad de vida de las comunidades; entonces nosotros no estamos de acuerdo, por ejemplo, con las áreas protegidas, porque las áreas protegidas restringen en muchos casos el aprovechamiento de las zonas por la gente. En ese tema hay que hilar delgadito y ponerse de acuerdo a ver cómo las comunidades conciben eso; y en Riscales hay un avance, teniendo claro que nos toca garantizar la sostenibilidad de los recursos, hay que tener también en cuenta que no se deben restringir los usos que la gente hace de esos espacios, porque la gente los ha estado haciendo de una forma sostenible.

Allí las ONG y Parques tenemos que ser muy cuidadosos con eso, porque si no, se generan conflictos, y por querer hacer una cosa buena, generamos es problemas internamente. Desde ese punto de vista el consejo comunitario ha venido avanzando con las comunidades en la definición de reglamentos, proceso de capacitaciones, ha venido avanzando en el registro de las especies que hay en las zonas, investigaciones del manglar, levantando mapas, haciendo convenios… bueno, una serie de actividades apalancadas por las instituciones del gobierno y por ONG.

Cuál es en este momento una de las urgencias: se requiere avanzar en los acuerdos, para mirar cómo se aprovecha, cómo se maneja y cómo se ejerce el control en esas áreas; y unos acuerdos locales, que estamos totalmente de acuerdo, valga la redundancia, no se trata de planes ordenamiento, planes de manejo; se trata entre nosotros de acuerdos, que la misma comunidad de acuerdo a lo que ha venido haciendo se va mirando si hay algunas cosas, así sean culturales, que no sirven para garantizar la sostenibilidad de esos recursos a largo plazo, hay que cambiarlas pero en discusiones con la gente.

Entonces, en la “Metodología del Destete” para la autonomía hay dos espacios que se han implementado: hay unos espacios que son autónomos, donde las comunidades, según el tema internamente se sientan, analizan, discuten y construyen sus propuestas; y los espacios mixtos que son ya con las ONG o instituciones de gobierno, cada uno con su propuesta y visión sobre la mesa, nos sentamos a mirar qué es lo que quiere cada uno, y de allí sale un acuerdo. Por ejemplo, que Parques tiene una visión de convenio? haga el convenio formúlelo y mándelo a Riscales, allí se analiza, se estudia, se programa después una reunión para mirar qué piensa la gente; qué viene haciendo la gente y qué piensan. Y partir de allí se ha ido avanzando en las lecciones aprendidas; una cosa que nosotros resaltamos es esa capacidad que han tenido las ONG que están trabajando hoy con Riscales para entender eso, que lo más importante es la gente; es la gente que está viviendo en su territorio y simplemente las ONG y el gobierno deben ser facilitadores, para que la gente en mejor forma asuma sus cosas.

Se ha tenido apoyo de instituciones locales, nacionales e internacionales; hay una dificultad grande, que nosotros no hemos metido ahí a resaltar los problemas, porque problemas siempre hay; hemos resaltado lo que se ha hecho en forma positiva. Hay una desarticulación entre las instituciones de gobierno, entidades territoriales y las comunidades negras e indígenas en este manejo del territorio. Los municipios, departamentos van por un lado, las comunidades negras e indígenas van por otro; es en el tema de gobernabilidad local, en el tema de co-gobierno hay dificultades y ese tema hay que seguirlo trabajando para construir confianza y poder avanzar en ese proceso, porque los alcaldes han creído que los consejos comunitarios, los cabildos indígenas le han quitado espacios a ellos, porque realmente ellos lo que tienen son las zonas urbanas; en las zonas rural deciden los consejos comunitarios y las organizaciones indígenas que son autoridades de gobierno, de administración, de control, con base en sus reglamentos internos, en la legislación especial y en sus costumbres. Entonces a partir de allí hay una claridad y eso no ha sido bien aceptado y hay esa debilidad que allí las ONG deben ayudar para ver cómo se hace, porque si no hay articulación entre las instituciones oficiales y las comunidades no pasa nada, no estamos estamos haciendo nada; ése es un tema muy  sensible y  es muy importante.

Entonces, qué esperamos en 10 años, qué se debe hacer, con quiénes, para asegurar la sostenibilidad, uso y manejo de los recursos marinos y costeros.

Lo primero, en el nivel local tanto en Juradó, como en Bahía y en Nuquí están los consejos comunitarios locales; los consejo comunitarios locales son los reales dueños del territorio, porque así como hay la propiedad familiar y el territorio colectivo, cada comunidad negra tiene su área territorial que tienen unos límites naturales, que toda comunidad sabe desde donde comienza una y hasta donde llega la otra; entonces allá no se pueden hacer acuerdos de manejo cogiendo por ejemplo en el caso de Nuqui desde Arusí hasta Jurubidá, sino que hay que trabajar primero en lo local, y a partir de esos acuerdos locales se unifican los temas que son comunes para sacar un acuerdo de la zona del Golfo de Tribugá y luego pasarlo a nivel regional, para reconocer los actores y los niveles de autoridad, eso es bien importante. Entonces están los reglamentos locales, los reglamentos municipales y los reglamentos regionales en todos los temas, en lo que tienen que ver con los recursos de todos los niveles; entonces fortalecer esa red de consejos comunitarios locales es bien importante, porque si nos quedamos en la cabeza de los consejos mayores o cogemos un consejo local, estamos generando problemas a la estructura.

Es importante también además de ese nivel intra-étnico también tener en cuenta el nivel inter-étnico y en el nivel inter-étnico hacemos énfasis con los indígenas porque en el caso de toda esa zona norte del Chocó pacífica, sino se trabaja conjuntamente con los indígenas tampoco pasa nada como si no se trabajara con Parques. Porque los indígenas, comunidades negras y Parques son los reales responsables en la sostenibilidad de ese territorio; entonces esas tres figuras deben estar coordinadas.

El segundo tema, los acuerdos locales y regionales de ordenamiento y manejo de las áreas marinas y costeras.

El tercero es el establecimiento de un sistema de co-gobierno comunitario, por lo que estaba diciendo ahora: el territorio allá no es de una sola institución, está distribuido en diferentes figuras jurídicas, entonces hay que tener en cuenta y en el caso cuando la vía y el puerto lleguen a Nuquí se acaban con todo eso de la zona. Entonces el tiempo que tenemos mientras estos mega proyectos lleguen, es para nosotros, y hablo de nosotros las ONG las instituciones del gobierno y las comunidades, ir avanzando en ese sistema, para que el impacto y el daño que se va hacer allá no sea tan grande a la vuelta de 10 años 20 años

En este tiempo nos toca reforzar y redoblar los esfuerzos para lograr eso, dejar a las comunidades con unas herramientas para que ellos puedan realmente defender y apropiarse de ese territorio.

El cuarto, es la implementación de programas y proyectos locales, no basta con hacer investigaciones, no basta con hacer capacitaciones, es necesario llevar a la práctica eso, y es necesario implementar programas y proyectos donde la gente vaya construyendo desde la práctica. Para el tema de seguridad alimentaria, para el tema que tiene que ver con el aprovechamiento de los recursos no maderables, yo sé que el tema aquí es la parte de mar. En el caso de Riscales, Riscales va más avanzado en el manejo de los recursos forestales y no forestales.

En el tema de mar, aunque se han hecho muchas actividades, falta avanzar más y es el trabajo que están haciendo ya las ONG que están apoyando el tema en este momento es muy importante, porque tenemos metido allá en el caso ese Golfo Tribugá a muchos barcos; en este momento por ejemplo se levanto la veda de camarón, entonces en este momento allá es un desastre, de día y de noche acabando con ese recurso. Los pallaos se establecen en las comunidades y a veces hasta allá se llevan las redes, se llevan todo lo que se arma porque penetran más allá del área que les corresponde. Entonces ese tema también, que es el punto que sigue, la de implementación de programas y proyectos, ahí no está, pero se necesita además de las acciones internas que se hacen sí se requiere avanzar en la parte legislativa, para lo que es el área de pesca artesanal se pueda proteger. Hay algunas experiencias ya en la parte norte, más arriba en Bahía Solano, donde ya hay un avance que se logró con el gobierno, y eso toca extenderlo hacia la zona de Nuquí también, para ver cómo se puede garantizar que no acaben con esos recursos marinos allí y las investigaciones que se están haciendo sirven para poder reforzar las propuestas que se deben formular.

Y otro tema es la sistematización de las experiencias, porque la sistematización de las experiencias nos permite seguir intercambiando con otras zonas y mirar a ver cómo se puede disminuir los impactos, porque nosotros sabemos que todo el Pacífico tiene que ver con esta misma realidad.

Hoy el caso Nuquí, está bastante mermada lo que es los recursos del mar; la gente a veces sale a pescar y no coge nada, algo está pasando, ¿qué es?  Hay que seguirlo investigando. Está bastante también complicada la parte de la agricultura, ¿Por qué? los que han ido allá saben que ya Nuquí hace unos 10 años no es el mismo; en las comunidades conviven permanente las diferentes fuerzas que están generando el caos hoy en el país; uno llega y están ahí, como Predro por su casa, penetraron el tejido social; y ¿qué están haciendo en este momento en Tribugá? están metidos con las moto sierras cortándole a la gente madera, están metidos teniendo sus campamentos allá procesando y sembrando sus cosas; uno llega a las reuniones y ellos son los primeros que llegan a la reunión, a controlar y a mirar qué es lo que se hace. La pesca que  hacen los señores de la zona son los primeros que la cogen, le facilitan a la gente los motores, le facilitan a la gente una serie de cosas; entonces con mucha más razón se requiere seguir trabajando para que los consejos locales y los resguardos indígenas asuman realmente el control del territorio y el manejo de estos sistemas.

Las lecciones aprendidas

Estaba yo diciendo que culturalmente para nuestras comunidades el territorio es una unidad donde se combina la gente,el agua, la tierra, el aire.

Una de las lecciones aprendidas es que el ejercicio y apropiación de los derechos reconocidos legalmente o los mismos derechos consuetudinarios fortalecen la gobernabilidad y autonomía local.

Nosotros somos conscientes que someter los derechos que uno y las actividades que uno ha venido realizando sin reconocimiento legal es un problema porque se lo recortan, pero en este país de leyes definitivamente tenemos que correr el riesgo, porque lo que no está escrito no existe, simplemente no pasa nada. Gracias a Dios nosotros entendimos eso y hoy se cuenta con cinco millones punto dos hectáreas tituladas, que así desalojen a la gente, por lo menos tenemos una herramienta para pelear. Y lo que no está ahí en la ley nosotros lo peleamos, por el derecho consuetudinario que también quedo incluido en la ley, que lo que esté allí, se tiene en cuenta, a partir de eso y por  los convenios internacionales, especialmente el 169 de la OIT.

Son las comunidades locales las que garantizan el aprovechamiento y manejo sostenible de los recursos marinos y costeros en el tiempo, su fortalecimiento es un imperativo. En ese diálogo de saberes yo decía hay muchos avances hoy en la ciencia y muchas experiencias positivas, entonces nos toca pegarnos de ahí, las ONGs que tienen posibilidad de hacerlo, que no solamente están trabajando en el Pacífico, sino en el Chocó biogeográfico, experiencias avanzadas en otras zonas, hay que ver cómo se implementan esas experiencias en esas zonas donde va a haber dificultades porque el gran capital está buscando meterse a las zonas. Entonces allí es importante seguir apoyando a las comunidades, para que realmente se apropien de esos recursos.

La gente dice que la Ley 70 nos ha servido de respaldo para que no se apoderen de nuestro territorio, entonces trabajar también en que se logre una ley especial para proteger esas áreas de la pesca artesanal es muy importante, fortalece este tema que nosotros estamos trabajando y ya hay inicio sobre eso, ya hay trabajo que se ha hecho.

El cuarto punto es muy importante, teniendo en cuenta la metodología del destete que yo decía, no quiere decir eso exclusión, quiere decir que se necesita trabajar juntos con la gente que está comprometido con el tema, no quiere decir que las comunidades entonces desechan, no quiere decir eso; quiere decir que cada uno es necesario, que cada uno es importante; pero hay que tener respeto; se necesita que cada uno en su momento aporte lo que corresponde; en el caso de Riscales se tiene claro que solos no podemos y en Riscales se tienen muchos convenios con instituciones del gobierno y ONG, pero con instituciones y ONG  que son afín con su filosofía y su visión; si no son afín sencillamente no, no se está, si no entienden y van sobre la estructura de las comunidades invalidando a las comunidades, irrespetando a las comunidades, sencillamente qué pena, así no, no se trabaja.

Otro punto de vital importancia es mantener viva la alianza inter-étnica; por eso es el trabajo que hace MarViva y todas las instituciones siempre tienen claro eso, y los proyectos se enfocan al máximo a incluir a los indígenas también, porque si eso no se hace, se generan desigualdades, y enfrentamiento entre los dos pueblos que han vivido históricamente juntos; el reconocimiento de derechos de negros e indígenas internamente por asesores que estaban en uno y otro lado generaron problemas; de eso aprendimos que es necesario siempre incluir.

Yo ya dije el último, que es la parte legal, que es necesario avanzar en eso, la parte legal, hoy más que nunca se requiere.

Envíe artículos y documentos de interés que considere pueden ser publicados en este blog al correo manejocomunitario.marviva@gmail.com.

Be Sociable, Share!
This entry was posted in Material de apoyo. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Both comments and trackbacks are currently closed.

  1. Maris ()

    Thanks a lot for that extremely cool post.

    Posted December 26, 2010 at 3:55 pm | Permalink137